La moda de trepar muros y sumergirse en el barro capta cada vez a más participantes dispuestos a superar pruebas y a sí mismos.

Redactora: Laura Marta (ABC diario, 01/11/2016).

«¡Sentadilla!». «¡Lateral!». «¡Hacia atrás!»… Las órdenes las da Vanesa García (@vanesagm_trainer ) y las acata un grupo de aficionados al deporte que buscan un nuevo reto en sus vidas. Les gustan las carreras populares, pero han encontrado un nuevo impulso para superar sus miedos y sus propios límites físicos: las carreras de obstáculos. Por eso no se detienen aunque las agujetas se acumulen o la lluvia anule la visión. Al final del entrenamiento hay algún dolor por el esfuerzo, sonrisas por la adrenalina y nervios porque esto solo ha sido el ensayo de la carrera que los espera. Hay muchas en España, en continuo crecimiento, pero ellos han decidido disputar el  Desafío de Guerreros que tiene su edición madrileña el domingo día 6 de noviembre.

Quieren correr, saltar, trepar, arrastrarse, mancharse… lo que hacían de niños, pero ahora con un espíritu de superación que no solo es contra el tiempo, sino contra los elementos y los «yo no puedo».

Deporte y naturaleza y algo más. Porque no están solos en el empeño. El circuito puede hacerse imposible si se realiza de forma individual, pero en grupo siempre hay una mano dispuesta a elevarte esos centímetros necesarios para superar las dificultades. «Recomendamos hacerla con amigos, pero hay gente que compite de forma individual y sale con nuevos amigos. Nadie se queda atrás», explica Francisco Javier González, gerente de Desafío de Guerreros, una carrera que llega de Colombia y que tuvo muy buena acogida en su primera edición española, en Barcelona, con más de 3.000 participantes.

¿Hace falta ser un superhéroe para terminar una carrera de estas características?

Trepar muros o cuerdas, arrastrarse por debajo de una red, sumergirse en contenedores de barro, deslizarse por toboganes, superar zonas pantanosas, cruzar la meta. Cada uno se impone su nivel, no hay límite de tiempo para terminarla y hasta los castigos se pueden compartir. «Los límites te los pones tú mismo. Hay una corredora de Colombia que tiene 78 años que participa en todas las ediciones. En la Batalla de Madrid participa un grupo de sordomudos y en la de Barcelona tuvimos una chica que estuvo casi un año en silla de ruedas. Le dijeron que no volvería a caminar, y hoy no solo camina sino que es capaz de terminar la carrera de 10 kilómetros con obstáculos. Se puede terminar la carrera incluso a gatas o arrastrándote, y lo hemos podido comprobar en múltiples ocasiones: el cuerpo logra los resultados en los que la mente cree. Superar una carrera produce mucha satisfacción, pero superar una carrera con obstáculos es sublime. A ese sentimiento de haber vencido, súmale lo divertido que es jugar con el barro… No te puedes resistir», continúan desde Desafío de Guerreros.

Equipo Dynamik Pro en la Batalla de Valencia (Mayo 2019).

Para que nadie se lleve sustos el día de la carrera, todas estas actividades también realizan entrenamientos previos en los que la gente observa a qué se van a enfrentar y establecen vínculos con los demás participantes. La energía se transmite en cada sentadilla o en cada lección de cómo subir un muro. La motivación se comparte y se contagia con la risa. Una risa nerviosa, de quien no sabe muy bien a qué se enfrentará el día de la carrera, pero que siente muy bien que quiere probarse. «No es para superhéroes, pero uno se siente un superhéroe al cruzar la meta».

Artículo completo AQUÍ .

“Siempre que nos planteamos alcanzar unos objetivos deportivos, como pueda ser, mejorar el rendimiento en carreras de obstáculos, lo primero que tenemos que hacer, es pensar en dos cosas”:

1.- Pruebas / evaluaciones / tests que nos ayuden a medir / evaluar / cuantificar las mejoras.

2.- Planificaciones.

Por tanto, antes de nada, vamos a ver qué tests podrían ser los más apropiados según la ciencia para valorar a nuestros atletas en su proceso de preparación para la mejora de su rendimiento en carreras de obstáculos.

Bishop et al., (1999) realizó un estudio en el que querían evaluar las capacidades físicas asociadas con el éxito en carreras de obstáculos. Para ello, seleccionaron a 47 sujetos, de los cuales 44 superaron todas las pruebas y participaron en el estudio al completo. A estos 44 sujetos, les evaluaron: la altura, el peso, el grosor de pliegue cutáneo (pecho, abdomen y muslo), el % grasa, la fuerza de agarre, la fuerza tren inferior, la fuerza de tren superior y VO2máx. Los resultados de dicho estudio, les llevaron a la conclusión de que:

“El rendimiento en OCR es muy complejo y no depende de ninguna capacidad o característica única”.

Ya que, comparando únicamente entre 2 variables, sí había relación significativa, pero en cuanto añadían una tercera variable, la relación se perdía.

Mathiowetz et al., (1984) apoya el empleo del dinamómetro Jamar estándar, ya que, según afirma en su estudio, sigue siendo el más recomendado para medir la fuerza de agarre con una precisión de ±3%. Y aclara que:

“La media de tres ensayos es una medida más precisa de la fuerza de la mano que, un ensayo o la puntuación más alta de tres ensayos”.

No obstante, Su et al., (1994) afirma que, la fuerza de agarre mejora al aumentar el ángulo de flexión de la articulación del hombro con el mismo dinamómetro. Por tanto, la posición del hombro influye en el resultado de este test y habría que poner atención en evaluar a todos los atletas en la misma posición.

Una vez concluida nuestra revisión bibliográfica, es hora de: leer, valorar y seleccionar los tests que utilizaremos para evaluar a nuestros atletas.

A pesar de los resultados de Bishop et al., (1999) creemos que, algunos de los tests que utilizaron tienen mucho sentido y una gran relación con las carreras de obstáculos. Por lo que, creemos muy interesante la realización de: mediciones antropométricas que, muy probablemente se lleven a cabo mediante tanita; el test de fuerza máxima de tren superior; el test de fuerza de agarre y test de VO2máx. El único problema que, quizá, vamos a tener es que, no disponemos del dinamómetro Jamar y su precio es sumamente elevado. Pero existen alternativas que, actualmente, se utilizan en universidades y centros médicos, mucho más económicas.

Dado que nuestra intención es realizar estos test tanto, en nuestros entrenamientos personales presenciales como en los online, tenemos que pensar bien cómo vamos a evaluar la fuerza de tren superior, dado que cada máquina en cada gimnasio puede ser diferente y estar calibrada de manera diferente. Motivo por el cual, hemos suprimido el test de fuerza máxima de tren inferior en prensa de pierna, por el test de salto vertical que no necesita equipamiento.

En cuanto a pruebas de VO2máx y dado que necesitamos realizar pruebas indirectas en las cuales no sea necesario disponer de analizador de gases, nos hemos decidido por: test incremental en cinta para personas entrenadas, y test de Cooper para personas poco entrenadas.

Por otro lado, y dado que Mullins (2012) nos habla de la importancia de entrenar el equilibrio dinámico, hemos buscado información (en este caso, revisiones bibliográficas) sobre test de valoración de equilibrio dinámico y, tras la lectura de Gribble et al., (2012) hemos visto interesante la aplicación del “Star Excursion Balance Test”. En este caso, esta revisión la hemos encontrado entre las aportaciones de literatura científica del Máster PowerExplosive 2017.

También hemos decidido añadir a nuestra batería de test, las valoraciones con MyJump2 del Dr. Carlos Balsalobre, por varios motivos: primero, para evaluar la fuerza de tren inferior sin depender de maquinaria; segundo, como forma de apoyar y fomentar los nuevos avances en ciencia y tecnología, así como, a sus creadores; tercero, por su accesibilidad y comodidad; y cuarto, por la gran cantidad de información que aporta, y su importancia en la mejora del rendimiento y prevención de lesiones. Del mismo modo y para concluir nuestra batería de tests, mientras realizan el test de VO2máx en cinta, les analizaremos la técnica de carrera con la app Runmatic (Balsalobre et al., 2017).


QUEREMOS HACER LAS COSAS BIEN Y OFRECER SERVICIO DE CALIDAD.

Dynamik Pro

Dynamik Pro está formado por un grupo de profesionales de CC de la Actividad Física y el Deporte, especializados en Entrenamiento, Enseñanza y Carreras de Obstáculos. Llevamos varios años formándonos en el ámbito de la Actividad Física, y en 2014 empezamos con las carreras de obstáculos. Primero como corredores/participantes, y luego como entrenadores. Ya que, para saber preparar una carrera (especialmente, estos tipos de carreras), no basta con estudiar. Si no que, también necesitas: vivir en primera persona las carreras, conocer y entender técnicamente los obstáculos, percibir las dificultades técnicas y emocionales, sentir la fatiga, etc.

Uno de los aspectos que más nos gusta de este tipo de carreras es que, trabaja todas las cualidades físicas básicas (fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad), así como las habilidades (desplazamientos, saltos y giros) y destrezas motrices (lanzamientos, impactos, conducciones y transportes).

Este, se ha convertido en uno de los motivos por los que hemos decidido llevar este tipo de carreras al ámbito de la enseñanza (colegios, institutos, guarderías…), evidentemente, con las correspondientes adaptaciones.

Por otro lado, y debido a nuestros conocimientos en CC de la Actividad Física, queremos hacer las cosas bien a todos los niveles y edades. Por ello, nos estamos poniendo al día en cuanto a avances científicos. Bien es verdad que, no hay mucha evidencia científica, específica de carreras de obstáculos, debido a que son un tipo de carreras muy novedosas, que llevan poco tiempo funcionando; y su complejidad. Ya que, como hemos mencionado antes, el hecho de que se trabajen todas las cualidades físicas básicas (entre otras muchas cosas) hace que el análisis sea realmente complejo al tener tantas variables que analizar. No obstante,
hemos encontrado cosas muy interesantes, que queremos compartir con todos nuestros lectores y atletas, y que publicaremos en las próximas entradas de Blog.

Por último, pero no menos importante, queremos aclarar que, somos plenamente conscientes de que no se pueden coger textualmente, los datos de un estudio y aplicarlos a cualquier deportista, ya que, en los estudios científicos, se suelen dar una serie de condiciones muy específicas que no se dan “en la vida real” (fuera del estudio). Con esto queremos decir que, es sumamente importante respetar los principios de entrenamiento (unidad funcional, multilateralidad, especificidad, etc.) y tener en cuenta las diferentes circunstancias en las que se encuentre cada atleta, en cada momento.

Dicho esto, quizá algunos os preguntéis ahora: “¿Pero entonces, de qué sirve la ciencia, si luego no la puedes aplicar?”

La ciencia sirve de mucho y sí que se puede (y debe) aplicar a los entrenamientos. Únicamente estamos diciendo que, (por ejemplo) si en un estudio hablan de que: los datos obtenidos en una prueba de RM (repetición máxima) de sentadilla son muy relevantes a la hora de medir la fuerza máxima de tren inferior y guardan mucha relación con el tiempo total que necesita un atleta para completar un circuito de obstáculos…, antes de realizar dicho test a nuestros deportistas, tendremos que valorar otros muchos factores en el deportista. Por ejemplo: su técnica de sentadilla sin carga externa, lesiones/patologías, etc. Y valorar la posibilidad de realizar otro tipo de test que aporten los mismos resultados, o parecidos y no supongan riesgo para el deportista en cuestión.

Esperamos que os guste nuestro Blog, que os sirva de ayuda y que os resuelva todas vuestras dudas sobre carreras de obstáculos.

Para más información, tutoriales sobre técnica de obstáculos, etc., podéis acudir también a nuestros canal de YouTube.

¡Nos vemos en la próxima publicación! 😉

¡Feliz 2019!

El Equipo de Dynamik Pro